El entrenamiento te hace mejor

La constancia y el entrenamiento son las claves de toda mejora, en cualquier ámbito, tanto deportivo como empresarial.

Hace unos días participé en un evento institucional donde varios representantes de empresas, gobierno e instituciones públicas exponían su punto de vista sobre un estrado a un público amplio y diverso.

Lenguaje Corporal

Mi sorpresa no fue tanto por el tipo de material audiovisual (bueno, dejémoslo en visual porque de audio no había mucho además de la voz de cada ponente), sino por el propio ponente. Uno puede soportar presentaciones y diapositivas soporíferas siempre que se vean defendidas por un autor o ponente enérgico, dinámico, que remueva al personal expectante.

Sin embargo, hubo un par de casos donde el ponente, lejos de dinamizar, mostraba un leguaje corporal inusual para el caché del evento. Considero que una persona no puede salir a contar una historieta con las manos en el bolsillo. Literal.

Y esto no es un tema de miedo escénico, sino de falta de entrenamiento, de falta de constancia. Si quieres que una presentación te salga bien, que sea natural, tendrás que repetirla hasta que la domines, enfocando cada vez en aquello que sientas más débil de tu propuesta, tanto en la parte técnica de la misma, en los medios que utilices y por su puesto, en ti.

No estaría demás, (os adelanto que yo lo he solido hacer y es una experiencia que recomiendo), que se entrene esa presentación con la misma ropa o al menos similar que se utilizará el día de la presentación oficial. Así se recrea el escenario de una forma más real, dejando menos opciones a lo inesperado.

Si quieres ser mejor, solo tienes que comprometerte contigo mismo, dedicarte tiempo a entrenar y ensañar una y otra vez.

Leave a Reply