Sin base común no hay entendimiento

CD6

Se dice que las aves del mismo plumaje vuelan juntas. Se puede aplicar a muchos ámbitos de equipo.

Y precisamente el plumaje diferencia entre GRUPO o EQUIPO.

Uno de los aspectos clave para considerar del mismo plumaje a un grupo y convertirlo en equipo es el punto de mira, la forma de interpretar y de sentir el entorno, el avance del propio grupo. Y ahí la formación es clave.

Un equipo con una base formativa común es un equipo más sólido, porque pueden compartir esa base común. Con esto no quiero decir que todo el mundo tenga que tener la misma titulación dentro de un equipo, no. Al contrario, la diversidad hace al equipo más grande, más capaz. Y que los miembros de ese equipo diverso tengan cierta base común en cuanto a entender los problemas, es básico para que esa diversidad converja en los beneficios del equipo.

Por ejemplo, si hablamos de empresa, toda persona involucrada en la toma de decisiones debería saber cuál es el estado económico de la empresa, preocuparse por su balance, su cuenta de resultados, saber interpretarla, conocer el flujo de caja…

La respuesta fácil es decir que ya hay un CEO o un financiero para ello. La respuesta que hace equipo es que todos y cada uno de los miembros del equipo de dirección contesten a estas preguntas con la misma respuesta.

Esta base común permite que un grupo crezca como equipo, que se discuta menos porque la base es compartida, y a partir de aquí, se puede definir un objetivo común. Ese objetivo tendrá infinitos caminos, pero todos ellos se recorrerán con los mismos principios y con el mismo plumaje.

Leave a Reply