Tus decisiones construyen?

Ayer una persona con algo más de 4.400 followers en twitter, promocionaba la respuesta a un examen de matemáticas de un alumno, que lejos de hacer su tarea y prepararse para el examen, había ideado una respuesta creativa a modo verso (el típico bertso vasco).

La noticia y la foto del examen, con un 0 como puntuación, por supuesto, corre por la red y parece que además este alumno/a es “el puto amo” porque sabe afrontar problemas difíciles con sentido del humor.

Afrontar un examen sin haberse preparado para ello no es un problema difícil, es una irresponsabilidad, una muestra de carencia de principios de superación, constancia y si me apuras, hasta de educación, haciendo perder tiempo al profesor en este caso.

Promueve lo bueno si quieres mejores resultados

Pero lo que más me sorprender de todo esto es que no solo se promocione al alumno malo, al listillo de clase que hace este tipo de cosas, sino que con su promoción se está consiguiendo que venga otro más listillo todavía y esté pensando en qué voy a poner en el próximo examen para salir en twitter. Me seguís por donde voy, ¿verdad?

¿Por qué no promocionamos lo bueno? No he visto en mi vida a esta gente que dice que una respuesta del tipo comentada es muy creativa y además respalda su acción diciendo que el sentido del humor es importante, promocionando una respuesta de 10.

¿Qué tipo de sociedad queremos construir? ¿Somos conscientes de que cada decisión que tomamos y sobre todo aquello que promocionamos tiene un impacto mediático y social elevado?

Del mismo modo que cada € que gastamos va dando forma a la sociedad del futuro, aquellas acciones que apoyamos y que promovemos también van creando nuestro futuro. Y sin querer ser un aguafiestas, dudo que solo con sentido del humor construyamos una sociedad y futuro para nuestros hijos mejor.

Hagamos uso de nuestro talento además del humor, para promover aquello que queramos que sea un referente para los que nos siguen, en lugar de reírnos del listillo y hacerle sentirse protagonista de algo que no solo no representa la realidad, sino que no le hace ningún bien y lo está llevando a una vida laboral un tanto complicada.

Leave a Reply